Este sábado 7 de octubre a las 20.00 horas, Rangers saldrá a disputar la décima fecha del torneo de Transición de Primera B, frente a Coquimbo Unido en el norte, un partido que ya trabajan los rojinegros, que viajarán buscando su segunda victoria en línea.

Fue como sacarse un peso de encima. El triunfo del fin de semana 2 a 0 frente a Cobresal, le dio una seguridad y tranquilidad al camarín, que por fin vio los frutos del trabajo que viene realizando el equipo.

“Ya estamos planificando el partido frente a Coquimbo, un rival que en su casa va invicto, que es muy fuerte, pero vamos anímicamente muy bien, estamos muy unidos y obviamente que después de ganar hay una energía positiva, y mucha disposición al trabajo”, comienza relatando el arquero talquino Jaime Guzmán.

Luego el portero aclara que como equipo llegan fuertes a enfrentar a Coquimbo. “Estamos muy unidos, es un grupo súper bueno, hay mucho compañerismo y buena relación dentro del camarín. Solo nos faltaba una victoria para agarrar más confianza y que las cosas salgan mejor”, sentenció, agregando luego que “mucha responsabilidad tiene el técnico (Juan José Ribera) que nos ha dado confianza a todos los jugadores, lo que se ha notado en los últimos dos partidos, donde pudimos jugar bien, fruto del trabajo que venimos haciendo”.

Sobre aquel juego con Cobresal, Guzmán aclara que además de valorar el quedarse con los puntos, destacaron la forma en que lo consiguieron. “Ganar era lo primordial, pero queríamos jugar bien también y eso nos ayuda en la confianza del equipo y en los rendimientos individuales, lo que nos permite viajar a Coquimbo con otra actitud”.

Para terminar el arquero comentó que una de las metas para el juego con los mineros, era terminar con su arco en cero, tarea que no habían podido realizar en todo el torneo. “Era una de las metas que nos propusimos para el partido, ya que, si no nos salía el gol, teníamos que tener la tranquilidad para mantener el cero en el arco, así lo trabajamos en la semana, sabiendo que la clave podía estar por las bandas, donde tenemos jugadores muy habilidosos, por lo que solo teníamos que trabajar cada minuto del partido”.

“La línea defensiva lo hizo muy bien -continuó-. Ismael y Jorge anularon a Cantero, los laterales hicieron un partidazo y los de al medio, también realizaron un tremendo desgaste, lo que fue fruto del trabajo, por lo que, con el triunfo, vamos a ir más motivados a tratar de hacerle un gran partido a Coquimbo”, culminó.

Los comentarios están cerrados.