En lo que fue la recuperación de la fecha seis de la segunda rueda del torneo de Primera B, los rojinegros pese a dominar gran parte del compromiso no pudieron vencer a un terco equipo carabalero que con gran orden defensivo logró llevarse una unidad desde el Fiscal de Talca.

Para este compromiso en el que los piducanos querían volver a hacerse fuertes de local, el estratega del equipo Víctor Rivero confió en Luis Aseff; Guillermo Soto, Jorge Sotomayor, Bruno Romo, Cristián Arrué; José Pérez, Francisco Bahamondes, Milton Benítez; Sebastián Céspedes, Miguel Orellana y Joaquín Verdugo.

Una vez que el árbitro del compromiso, Marcelo González, dio por iniciado el partido ni bien comenzaba el fútbol ya se vio la primera incidencia del encuentro cuando Luis Pacheco de la visita golpeó a Francisco Bahamondes, lesionando al jugador local, quien debió abandonar la cancha en ambulancia por un corte en su cara, ingresando en su lugar Jordano Cisterna.

Tras aquella situación Rangers comenzó a tomar la iniciativa del juego, siendo el paraguayo Milton Benítez quien comandó los ataques rojinegros, ya sea habilitando a sus compañeros o rematando desde fuera del área.

Con un fútbol dinámico y puntos altos en rendimientos individuales, los rojinegros en el primer tiempo hicieron un muy buen fútbol, explotando ambas bandas y transformando en figura al arquero José Quezada que debió esforzarse en varias ocasiones para mantener su arco en cero.

Cuando se cumplieron 45 minutos los piducanos tuvieron su posibilidad más clara del primer tiempo, luego de que Benítez habilitara magistralmente a Verdugo y el capitán le hizo un sombrero perfecto a Quezada, pero antes de que el balón traspasara la raya, apreció un defensa carabalero y evitó el gol, que a esas alturas el local merecía con largueza.

Para el segundo tiempo el desarrollo del partido no varió, los rojinegros siguieron atacando y transformando en figura al portero visitante, siendo exigido antes de los cinco minutos por Romo y por Benítez.

Como Rangers tenía profundidad pero no lograba abrir la cuenta, Victor Rivero se decidió por la potencia de Nicolás Medina, quien antes de que el reloj marcara los diez minutos del complemento, entró por Sebastián Céspedes.

Con el correr de los minutos la visita poco a poco comenzó a hacer su juego, por lo que Rivero para volver a tomar el control de la pelota hizo ingresar a Juan José Albornoz, quien con su experiencia, desde su entrada, le dio buen trato a la pelota, permitiendo que el equipo se ordene mejor.

Pese a luchar y buscar el tanto desde el primer minuto, los locales no pudieron dar con el gol, finalizando el juego con una igualdad que por lo realizada durante largos pasajes del compromiso mereció mejor suerte.

El siguiente compromiso de los rojinegros será este domingo 19 de marzo, cuando otra vez de local reciba a Puerto Montt a las 18.00 horas.

Los comentarios están cerrados.