Los chicos de Rangers, a una fecha del fin del torneo, alcanzaron el título en la categoría sub 15 de la Zona Centro de la Primera B.

Tras ganarle a Melipilla 2 a 1, los juveniles rojinegros matemáticamente consiguieron el objetivo. Este buen equipo, tras mucho esfuerzo, sacrificio y talento, pudo dar la merecida vuelta olímpica.

Tras aquello, el entrenador del equipo, Luis Guajardo, analizó este logro, el que fiel a su personalidad, lo tomó con calma, sabiendo que hay potencial en los muchachos, pero que todavía hay mucho por trabajar.

“Estoy contento más que nada por los niños que durante el año se han sacrificado harto. Yo estuve a comienzos de año (2016) con ellos y después retomé, pero mientras yo no estuve se hizo un buen trabajo, el que se reflejó en el resultado”, comenzó señalando el DT.

Luego Guajardo agregó que “es una serie que viene trabajando junta hace tiempo, hay muy buenos jugadores que se conocen bien y tienen la confianza de que ellos pueden lograr cosas, cualidad que uno no ve en todos los chicos que están acá. Están convencido que son buenos, lo que hace que sea más fácil trabajar con ellos”, argumentó.

Sobre nombres propios del equipo, el estratega destacó a varios valores, con un buen futuro como, por ejemplo, Diego Luna, Jeremy Medel, Francisco Carreño, Manuel Albornoz o Joaquín González.

sub_15_campeones

“Igual están en una etapa en la que es más importante que crezcan como jugadores, más allá de ganar el título, porque quiero que mi trabajo se vea reflejado en el futuro, cuando lleguen al primer equipo”, continuó el entrenador, agregando que “por ejemplo estuvimos un mes y medio dedicados a hacer trabajos de pases y control, sin hacer fútbol, salvo los partidos, porque considero que más importante que ganar torneos, es que se dominen todos los aspectos del juego”apuntó.

Otro elemento clave en este triunfo y en la metodología de Luis Guajardo, es que sus jugadores se entreguen por entero en cada momento. “Muchas veces los llevo al límite, les exijo lo mismo que a los del primer equipo, que no se conformen con esto y que quieran seguir progresando, porque es muy bajo el número de jugadores de esta edad que en el futuro llega al primer equipo”.

“Yo les inculco que, para llegar a ser profesionales, obviamente hay que tener talento, pero también hay que ser fuertes de la cabeza”, reforzó el DT, ejemplificando aquello la historia de sacrificio que hay detrás de futbolistas de elite como Claudio Bravo, Gary Medel, Alexis Sánchez o Arturo Vidal.

“Yo siempre me fijo y les cuento a mis jugadores, que por ejemplo que en las notas que le hacen a Cristiano Ronaldo, comentan que si el entrenamiento es a las 10.00 horas, él a las 8.00 ya está practicando y es el último en irse. No es que él sea uno de los mejores porque sí, sino que es fruto de su esfuerzo y eso es lo que buscamos acá con los chicos, que den su máximo y muchas veces los llevo al extremo, para que aprendan a sacrificarse y sepan que lo mental juega un papel muy importante en el fútbol”.

Guajardo además aprovechó la instancia de reconocer el trabajo que realizó Luis Aravena, cuando él estuvo dirigiendo al primer equipo. “Hay mucho mérito de él, nosotros conversamos y tenemos más o menos las mismas ideas, también tenía el pensamiento de hacer crecer a estos chicos. Parte importante de este logro es de Luis Benavides, el preparador físico, que estuvo todo el año con ellos y casualmente no pudo estar en la parte final, porque se fue a perfeccionar a España”.

Para finalizar el estratega de la sub 15, comentó que lograr este objetivo, no lo toma como una revancha, tras su paso por el primer equipo. “Yo llevo mucho tiempo ligado al fútbol y sé que hay momentos buenos y malos, y yo dirigiendo al equipo profesional, tuve de los dos, pero siempre mantengo el equilibrio, cuando me salen las cosas no me creo el mejor y si no me salen, no soy el peor, eso me ha permitido no caerme en los momentos malos y tampoco creerme más de lo que soy”, terminó.

Los comentarios están cerrados.