Historia del Club

ORIGEN

A comienzos del siglo XX, el fútbol emerge como uno de los principales deportes de la zona, y en ese surgir en Talca se crea el club 18 de Septiembre en 1902, constituido en gran parte por algunos  profesores y alumnos del Liceo de Hombres.

El Decano se encumbraba como un club sólido y de arraigo popular. Sin embargo, a poco de comenzar a escribir su historia sufrió la estampida de muchos y valiosos integrantes. Uno de los principales motivos, según algunos historiadores, fue el cobro de cuotas, las cuales eran consideradas de alto valor por los liceanos, quienes  debían destinar sus mesadas para otros fines. Agregar un gasto por participar en el emergente Club indudablemente les complicaba. Fue así como se rebelan, por lo cual deciden tomar rumbo propio alejándose del 18 de Septiembre y fundar su propia institución.

 

FUNDACIÓN.

Será un hito el 2 de noviembre de 1902 cuando en la casa de Nicanor Donoso y Clarissa Espejo deciden fundar un nuevo club; Rangers de Talca. Según crónicas de la época los visionarios fundadores fueron   Alejandro Ramsay, Jorge Donoso Espejo, Guillermo Donoso Espejo, Luis Greenstreet (acompañado de su padre Juan Greenstreet), Arsenio Poblete, José María Bravo, Vicente Reyes, Rubén Guzmán, Luis Soto y Alfredo Díaz.

Jorge Donoso Espejo, uno de los fundadores

Llamar a este nuevo club con el nombre inglés de Rangers fue idea de Luis Greenstreet y su padre Juan, descendientes escoceses e hinchas del Rangers de Escocia, aduciendo que sería el club de “guerreros o defensores del fútbol talquino”.
Sobre los colores rojo y negro, distintivos de la institución existen tres teorías; la primera señala que Jessie Frew (madre de Alejandro Ramsay) quien tejió las primeras camisetas, solo tenía las telas de esos colores al momento de elaborarlas.
La segunda tesis, indica que algunos de los fundadores pertenecían a la Segunda Compañía de Bomberos de Talca, y que sus colores fueron traspasados a la tricota del emergente Rangers.
La tercera creencia que se maneja es que rojo y negro son los característicos colores del poncho huaso de la zona.

COMPETENCIA AMATEUR.

Ya constituido, había que saltar a la cancha para ir construyendo la historia. En Talca eran habituales los partidos amistosos contra  Manuel Rodríguez, Tricolor, River Plate, entre otros. Los duelos se jugaban en una cancha ubicada  en la alameda con ocho oriente y otra, la denominada  cancha Hollman enclavada en calle 3 poniente al norte de la Alameda.

En 1910 y en conmemoración del centenario de Argentina, un ranguerino formó parte de la primera delegación de la selección chilena de fútbol, se trató de Heriberto Sturgerss, quien de esa manera se constituyó en el primer seleccionado nacional perteneciente a Rangers.


El club  fue creciendo hasta convertirse en el gran equipo del fútbol local, luchando palmo a palmo con 18 de Septiembre, Talca National y Atlético Comercio, rivales con los cuales disputaban los títulos de campeones de la incipiente Liga de Talca. Eran las primeras décadas del siglo XX. Sus grandes campañas se vieron reflejadas con la obtención del tricampeonato, entre 1930 y 1932, y el campeonato de 1948 logrado en calidad de invicto.



SALTO A LA DIVHA.

Fue en junio de 1949 cuando se dio un gran paso y el que lo diferenció con los otros clubes talquinos, luego de aceptar la invitación de participar en la DIVHA (División honor amateur) competencia en la que participaban clubes de la zona central. Rangers traspasaba sus fronteras al hacerse partícipe de este torneo actuando entre los años 1949, 1950 y 1951.

 

PANTALONES LARGOS: FÚTBOL PROFESIONAL.

El salto mayor fue en 1952, cuando Rangers fue elegido por unanimidad para integrar la nueva división de ascenso. La dirigencia a cargo de Héctor del Solar, formó comisiones. Había que responder al desafío y responder a la confianza otorgada por los clubes de Primera División que avizoraban en Rangers y su gente como una institución que podría aportar en el desarrollo del fútbol profesional, actividad que daba sus primeros pasos. No se equivocaron.

Don Héctor del Solar, visionario dirigente que forjó el profesionalismo del Club, en compañía de un gran equipo de trabajo y una ciudad que añoraba tal sitial.

PRIMER ASCENSO Y DEBUT EN PRIMERA.

Y Rangers estuvo a la altura, fue animador del Ascenso y a junto Palestino  subieron a la División Honor del Futbol Chileno.

Y así se llega al 3 de Mayo de 1953, debutando en Primera División ante la Universidad Católica que traía en el arco a Sergio Livingstone, el “sapito” quien no pudo evitar el histórico triunfo por 4 goles a 3.

Triunfal debut de Rangers, quedando en la historia, Alejandro Aguilar (dos goles) y Julio Abatte quienes marcaron en aquella tarde. El otro tanto, fue debido al autogol de Busquets.

Prometedor inicio en la división de honor ante  un público cercano a los 7.300 espectadores que llenaron el estadio Fiscal de Talca, recinto que  tenía una capacidad máxima para 6.000 asistentes.

La formación histórica de este partido estuvo conformada por  Luis Morales, Carlos León, Hugo Badilla, Nibaldo Saldívar, Andrés Catalán, Omar Cabral, Nelson Gaete, Orlando Romero, Alejandro Aguilar, Julio Abatte y Osvaldo Morales. El técnico era Charles Bown.

Una de las primeras satisfacciones en el alto nivel fue en  1956, cuando  Rangers peleó por el campeonato, obteniendo un meritorio  tercer lugar, destacando en ese plantel jugadores como: Walter Behrends, Alcides Rigo, Ramón Climent, Nelson Gaete, José Dunevicher entre otros, siendo su entrenador José Luis Boffi.


En los inicios de la década de los sesenta,  llegan a Rangers Vicente Cantatore y Ángel Labruna, leyenda de River Plate, quien estuvo poco tiempo en Talca, ya que el terremoto que sacudió a nuestro país lo alejó. Don Vicente en tanto, se transformó en uno de los jugadores más destacados de la historia de Rangers. Hace poco tiempo falleció en España.

 

TRES AÑOS INOLVIDABLES.

Para quienes lo vieron jugar, Juan Cortés es el jugador más destacado en la historia de Rangers. Su talento en mediocampo lo hacía único.

 

No fueron buenas las campañas en los inicios de aquella década. Fue así como el timonel Salustio Sánchez en 1963 realizó grandes contrataciones que respondieron y pasaron a la historia como destacados futbolistas que han vestido la camiseta rojinegra. Entre otros, están los nombres de Juan Soto, Juan Cortés y el D.T. Adolfo Rodríguez quienes dejaron huella y son leyendas del club talquino, junto a otros ilustres como Arturo Emilio Rodenak, Guillermo Parada, Iván Azócar, Elvio Porcel de Peralta y Vicente Cantatore, entre otros. Hicieron una gran campaña en el Torneo 1963 que siguió en 1964 y en 1965. Las buenas actuaciones tuvieron apoyo masivo en las gradas, con lo cual Rangers consiguió el promedio de público más alto en toda su historia. Sobre los 10 mil espectadores y consiguió por única vez hasta el momento, el goleador del Torneo con 25 goles a Héctor “el pájaro” Scandoli.


Arturo Emilio Rodenack, uno de los ídolos de Rangers.
Héctor Scandoli, aún se mantiene su récord goleador.

SUBCAMPEON

De la mano de Óscar Andrade en la banca, en 1969 Rangers cumple la mejor campaña de su historia obteniendo el vice campeonato de Primera División en apasionante liguilla por el título en el verano de 1970.El campeón de 1969 fue Universidad de Chile.

Iván “Pocholo” Azócar, capitán histórico de Rangers, vistió la camiseta rojinegra en 386 partidos, su única tricota profesional. “Pocholo” es considerado el “capitán histórico” por parte de la hinchada producto de haber vestido solamente la camiseta rojinegra. Hidalgo y fuerte en la defensa de los colores, sumado a un sentido de pertenencia encomiable, se convirtió para muchos en un gran referente en la historia del Club.
Óscar Andrade, el entrenador más exitoso en la historia del Club.

Emblemas de aquel entonces, quienes aún se recuerdan con orgullo al ser talquinos de origen están los casos de  Luis Carrizo, Ildefonso Rubio, Patricio Rojas, Iván Azocar, Wilibaldo Lastra, Sergio Velasco, Miguel Díaz, Luis Briones, Laureano Opazo, Carlos Díaz, Enrique Donoso, Tomas Bejcek, Onofre Barreto, Eladio Benítez, Rodolfo Begorre, Alberto Villar.

 

COPA LIBERTADORES.

El histórico logro le entregó los pasajes a la Copa Libertadores de 1970. Ni más ni menos, Rangers representaba a Chile en el torneo continental, una responsabilidad mayor. Llegaron como refuerzos, Rubén Ciavatta, Nelson Bustos, Pedro Graffigna y Gabriel Hidalgo. Aunque se fueron los 2 goleadores del torneo 1969, Onofre Barreto y Rodolfo Begorre,  ello lamentablemente pesó al final de la participación rojinegra.

Rangers integró el grupo 3 junto a los equipos paraguayos Olimpia y Guaraní, más los colombianos América de Cali y Deportivo Cali, enfrentando además a Universidad de Chile, el otro representante nacional.

La inexperiencia en esas lides, fue uno de los motivos de la baja presentación en la competencia. Sin embargo, quedará en la historia que se ganó al América de Cali por dos a cero en Talca y se obtuvo un empate a 4 goles frente a Olimpia en Santiago. El resto fueron derrotas.

VAIVENES

 

En 1976 lamentablemente se pierde la categoría, luego de 23 años ininterrumpidos en Primera División. Fue en una liguilla de promoción jugada en Santiago frente a  Trasandino, Audax Italiano y Huachipato.

Seguían las malas noticias; días después fallece Alberto Villar Aravena, jugador activo del club en un accidente automovilístico.

Solamente un año fue suficiente para regresar al fútbol grande. En la temporada del año 1977, el equipo tuvo una destacada campaña bajo el mando de Jorge “Mosco” Venegas disputando el título de campeón contra Coquimbo Unido. Una fecha antes del término del campeonato los rojinegros obtenían los pasajes del ascenso a Primera. Quedaba la lucha por el campeonato; último partido ante los “piratas” en el norte, duelo que lo ganó el dueño de casa con lo cual pudo dar la vuelta olímpica. Sin embargo, se cumplió con la importante meta de regresar a la división de honor.

La mala campaña del año siguiente sentenció un nuevo descenso. La permanencia fue más prolongada y el retorno impensado; se compitió en la Segunda División desde 1979 a 1981 y se subió por secretaria; Deportes Aviación que obtuvo el logro desechó la opción de seguir en el fútbol rentado, por lo cual “corrió la lista” y Rangers volvía a la competencia estelar del fútbol chileno.

No se aprendió la lección, ya que el año 82 se acometió una débil actuación que sentenció un nuevo descenso. Sin embargo, la directiva de la Asociación Central de Fútbol encabezada por Rolando Molina le otorgó la permanencia debido a la gran plaza que era Talca.

EL EQUIPO DEL PUEBLO

Había que cambiar el rumbo, y de paso apurar el regreso. Como dato curioso: cuando se sabe de la buena nueva no había implementación, por lo cual se encargó hasta Brasil indumentaria deportiva del Flamengo club que viste  similares colores a Rangers.

Se conformó un equipo de jugadores avezados y “picados” en su mayoría desechados por sus anteriores instituciones.

 La formación ideal de aquella oncena, que cualquier “ochentero” la puede recitar de memoria era la siguiente: Antonio Muñoz en el arco; Santiago Oñate, Atilio Herrera, Juan Carlos Hernández y Juan Ubilla en defensa; Hugo Solis, José Acevedo y Pablo Prieto en mediocampo; Luis González, Rubens Nicola y Mario Espinoza en delantera. También integraban el plantel Teodoro Gantz, Eduardo Fabres, Mario Cerenderos, José Luis Prieto y los emergentes canteranos Nelson Soto y Jaime Matamala, entre otros. El técnico era el talquino Orlando Aravena.

RUBENS NICOLA, SAMBA Y GOLES.

El brasileño llegó para ser parte del equipo del 83’. Con goles y un delirante baile de samba luego de cada tanto, supo ganarse el cariño de una hinchada que aún lo recuerda.

Increíblemente una de sus cábalas era pasar a servirse una empanada en un restaurant cerca del estadio Fiscal antes de los partidos.

En el torneo Polla Gol, en que Rangers tuvo una gran campaña, destacó por sus goles, especialmente los dos tanto en la goleada 5-2 a Colo-Colo, equipo que un año más tarde lo contrató.

Nicola Gagliardi está inscrito con letras doradas en la historia de Rangers.

En el torneo Polla Gol, Rangers fue animador, aún se recuerda el categórico 5 a 2 sobre Colo Colo en un repleto estadio Fiscal de Talca. Es, sin dudas uno de los triunfos más importantes de la historia del club, no solamente por la jerarquía del rival, que incluía en sus filas a Carlos Caszely, sino también por la cantidad de público en el estadio, más de 22 mil personas, que incluso estuvieron ubicados detrás del arco norte separados por una malla.

Aquel equipo se caracterizó por el amor propio y buen juego logrando una fuerte identidad con los talquinos. Está en el corazón de todos los hinchas que los vieron jugar.

En 1985 la campaña fue superior, quedándose con el primer tramo del torneo con lo cual se obtuvo el paso a la liguilla que entregaba pasajes para la Copa Libertadores. El técnico inicial de la campaña fue Antonio Vargas quien emigró a Huachipato siendo reemplazado por el histórico Arturo Emilio Rodenack.

Se cayó dramáticamente frente a la Universidad Católica en Santiago por dos goles a uno. La base del equipo era con Wilfredo Leyton; Santiago Oñate, Juan Carlos Hernández, Atilio Herrera y Juan Ubilla; Hugo Solís, Eleodoro Cornejo y Pablo Prieto en mediocampo; Ricardo Moya, Luis Alberto Ramos y Héctor Ortiz en ataque. También integraron el plantel Jaime Matamala, Nelson Soto y Miguel Ángel Leyes, entre otros.

Pablo Prieto, ídolo del Rojinegro.

En los años ochenta asomó con un fuerte liderazgo dentro y fuera de la cancha, Pablo Samuel Prieto Lorca es uno de los destacados capitanes en la historia de Rangers. Su amor por los colores lo llevaron a estar considerado en la selecta galería de ídolos de la institución. Es parte de la “Dinastía Prieto” que viene desde don Eduardo, su padre, quien jugó hasta el año 1952 por los rojinegros. Luego vistieron la camiseta los hermanos Eduardo, José Luis, Cristian y el destacado capitán.

EL PRIMER TÍTULO DE SEGUNDA DIVISIÓN.

El año 1987 se desciende y Hugo Solís se retiró como jugador y debutaba en la banca para tomar el desafío del regreso. Se apostaba por un conocedor del club para enmendar el rumbo. La apuesta entregó resultados y de la mano del ex volante se obtuvo el primer título de la segunda división. Se subió en un infartante duelo ante Lota Schwager en un Fiscal de Talca  lleno que se deleitó con el triunfo por dos goles a uno. En la final se debía enfrentar a Unión San Felipe en duelos de ida y vuelta. La copa quedó en Talca, constituyendo, de esa manera la primera vuelta olímpica en el fútbol  rentado para la institución.

La gráfica, de pie y de izquierda a derecha, muestra a Roberto Rosales, Marcos Rojas, Germán Pino, Jaime Matamala, Lindolfo Sepúlveda y Ricardo Biondi. Abajo, mismo orden, Ricardo Moya, Pablo Prieto, Hermes Navarro, Gabriel Jeria y James Greig.

Los vaivenes eran la constante, y lamentablemente un año más tarde se pierde el sitial en la división de honor. En 1990 en una liguilla jugada en la ciudad de Antofagasta se estuvo cerca de regresar, pero no se da la tónica del ya denominado “equipo ascensor”. Es más vendría sufrimiento extremo para la hinchada en la temporada venidera

 Fue en 1991 año en el cual se estuvo a punto de desaparecer. En duelo frente a Cobreandino por evitar el descenso se empataba con el marcador en blanco, con lo cual se perdía la categoría, debía irse a la asociación de origen, que para Rangers ya no existía por lo cual desaparecía del fútbol.

A nueve minutos del final, Roberto Ahumada convirtió mediante lanzamiento penal el gol del triunfo salvador, luego del cobro del juez Carlos Robles Mella por falta a César Muena. Fue un dramático cierre de una pobre campaña que finalizó con el talquino Eugenio Jara como técnico, quien llegó en la parte final del torneo para sacar a los rojinegros del pozo.

En 1993 se repetiría la historia y Hugo Solís nuevamente asumía el desafío de sentarse en la banca para regresar al  club a Primera. La segunda vuelta olímpica era realidad y “el cabezón” seguía haciendo historia.

Rangers 1993. Parados de izquierda a derecha; Patricio Contreras, Pedro Rubio, Roberto Rosales, Cristian Jelvez, Jorge Peralta y Ricardo Biondi. Abajo, mismo orden, Marcelo Figueroa, Ricardo Moya, Félix Silva, Óscar Arriaza y Darío Orzusa.

Sin embargo, un año después, nuevamente se perdía el sitial y se debía regresar al denominado “fútbol de los potreros”.

HUGO SOLIS, El CAUDILLO QUE TRAJO LA PRIMERA COPA.

Volante de corte dotado de una gran técnica, Hugo Solís era un caudillo dentro de la cancha en el denominado “equipo del pueblo”. Se retiró de la cancha y su debut como técnico fue en Rangers entregándole el ascenso y primer título de Segunda División el año 1988. El logro lo repitió en la temporada 1993 quedando en la historia del Club.

El año 95 se armó un plantel estelar bajo la mano de Guillemo Páez, pero el fracaso fue mayúsculo, cayendo en la última fecha a la cual se llegaba con opción de campeonar, pero se quedó “sin pan ni pedazo” ya que no alcanzó ni siquiera a instalarse en la liguilla de ascenso.

En 1996 Raúl Toro encabezó un proyecto a mediano plazo, en el cual se apuntaba al ascenso en dos años, logro que se obtiene y que aún se recuerda. En la primera temporada, la campaña fue regular en el torneo oficial, pero descollante en la Copa Chile en la cual se obtiene el segundo lugar, cayendo en la final ante Colo-Colo. Se empató a un gol en Talca y se perdió por la cuenta mínima en el estadio Monumental. Entre los méritos del cuadro talquino, fue dejar en el camino a elencos de Primera División, tales fueron los casos de Antofagasta y Universidad Católica.

 

La oncena en la final ante Colo-Colo (siempre de izquierda a derecha); Pascual de Gregorio, Amilcar Balercia, Ricardo Díaz, Osvald Villegas y José Yates. Abajo, Manuel Andrade, Carlos Venegas, Eladio Rojas, Elías Quijada y Mario Garrido.

TERCERA COPA Y BAJO LA LLUVIA.

El año 97 era el indicado para consolidar el trabajo de Raúl Toro que contaba con jugadores destacados como Erwin Concha, Eladio Rojas, Ramón “choper” Castillo y el promisorio canterano Manuel “chasca” Andrade. También asomaban otros canteranos como Carlos “cao” Garrido y Eduardo “dunga” Pinto.

Arriba de (izquierda a derecha) Carlos Garrido, Erwin Concha, Nelson Correa, Ricardo Díaz, Pascual de Gregorio y Osvaldo Muñoz. Abajo, mismo orden, Carlos Venegas, Javier Cáceres, Eladio Rojas, Javier Alonso  y Ramón Castillo.

En una carrera frenética el equipo talquino logró alcanzar al favorito de muchos, Everton de Viña del Mar, con lo cual se debió definir el título entre ambos. Inexplicablemente las bases sentenciaban que si los ruleteros ganaban el primer duelo que se jugó en Sausalito eran campeones, tuvieron la opción pero el paraguayo Mauro Caballero erró un penal ante Erwin Concha. Aún se recuerdan los gritos del volante talquino Eduardo “Dunga” Pinto para distraer al guaraní. Finalizó 0-0 y todo se definía en Talca.

En lluviosa jornada, los pupilos de Raúl Toro golearon por 4-2 con lo cual se logra el ascenso y la tercera copa en la segunda categoría para la institución.

En 1998 se mantuvo en la División, aunque se sufrió hasta la última fecha.

Lamentablemente un año más tarde, nuevamente se cae a la segunda división. Se repetía la historia…

De paso, con la partida a inicio de torneo de Raúl Toro se interrumpía un proceso que se había iniciado el año 96 y que tuvo duración por poco más de tres años, el más largo de los últimos años y que no ha sido igualado.

NUEVO ASCENSO.

Así como la historia se repetía para mal, también lo era para bien… Con un equipo plagado de jugadores de casa, en el año 2000 se apostaba por la dupla Juan Ubilla-Santiago Oñate en la banca, luego de haber iniciado con el experimentado técnico uruguayo Ángel Castelnoble. Se trataba de una planilla baja que logra el ascenso a Primera División en la última fecha al ganar a Deportes Arica por tres goles a cero.

De pie, (de izquierda a derecha) Gustavo Gatti, Ricardo Díaz, Carlos Garrido, Boris González, Jaime Sandoval y Osvaldo Muñoz.

Abajo, (mismo orden) Ramón Castillo, Franco González, Eduardo Pinto, César Muena y Hebert Dos Santos.

Ascendió en calidad de vicecampeón.

SUB CAMPEÓN EN PRIMERA.

Una de las mayores alegrías fue el año 2002 con la obtención del subcampeonato en el torneo de Apertura, era el debut de los torneos cortos y con serie de juegos finales en el fútbol chileno.

El técnico Óscar del Solar renovó al plantel que en la temporada anterior había mantenido la categoría. Fue la irrupción de jugadores como Nicolás Peric quien fue indiscutible en el pórtico.

Vale señalar, que el golero Peric tiene dos récords con la camiseta de Rangers; arquero que más partidos ha defendido el arco talquino y el jugador de mayor edad en jugar por el Club con 42 años, 3 meses y 11 días.

En el apertura del 2002, Rangers lograría otro hito importante en su historia. El equipo dirigido por Oscar del Solar llegaría a la final del apertura, luego de eliminar a Colo Colo en el mismísimo Monumental al empatar 2 – 2, ya que en la ida habían vencido por 2 – 1.

De pie, de izquierda a derecha: Manuel Avendaño, Marcos González, Nicolás Peric, Gonzalo Favre, Boris González, Juan Beltrand y Gustavo Semino. Abajo, mismo orden: Darwin Pérez, Mauricio Risso, Matías Gurerrero  y Luis Díaz. También estuvieron otros destacados como Rubén Vallejos, Luis Guajardo y Marcio dos Santos Q.E.P.D, entre otros.

En la final se enfrentaría a Universidad Católica, el sueño de ser campeón por primera vez estaba cerca.

El partido de ida jugado en Talca fue empate 1-1, pero ese sueño de esfumo en el encuentro de vuelta, Rangers fue derrotado por 4 – 0 en San Carlos de Apoquindo.

Luego de varios años en Primera División, Rangers perdería la categoría en el 2006, cayendo por penales en el partido de vuelta ante Lota Schwager por la Liguilla de Promoción.

Rangers el 2007 lograría el ascenso nuevamente, ganando de local por 3 – 0 frente a Curicó Unido, en la última fecha del torneo ante más de 10 mil personas. Inició aquel proceso la dupla Juan Carlos Hernéndez-Santiago Oñate, y destacaron en ese equipo jugadores como Marco Antonio Plaza, Cristian Olivares, Marcelo Lucero, Lucas Palma, Darío Gálvez, Claudio Videla y al trasandino Enrique Omar Mallea, más los canteranos Claudio Arancibia, Eduardo Pinto, Manuel Avendaño, Juan Martínez y Jhonatan Moraga. Óscar del Solar era el entrenador que hacía historia desde la banca.

En la gráfica, de pie y de izquierda a derecha. Marco Plaza, Claudio Arancibia, Lucas Palma, Juan Martínez, Manuel Avendaño y Cristian Olivares. Abajo, mismo orden, Eduardo Pinto, Jonathan Moraga, Felipe Peñaloza, Enrique Omar Mallea y Marcelo Lucero.
Eduardo “Dunga” Pinto es el segundo jugador que más partidos ha defendido la camiseta sumó 361 encuentros.

Ya en Primera División, en el clausura del 2008 bajo la dirección técnica de Óscar del Solar el equipo acomete una gran campaña llegando a semifinales, siendo eliminados ante Palestino en partidos de ida y vuelta (2-2 en Talca y 0-0 en Santiago, clasificando por los goles de visita).

En ese equipo, se recuerdan a jugadores que quedaron en el corazón del hincha rojinegro: Rodolfo Martín Ferrando, Mariano Celasco, Rodrigo Barra, Christian Gómez, Andrés Oroz, Marco Antonio Villaseca, Enzo Gutiérrez, Gastón Cellerino, Christian Gálvez, Marcelo Lucero, Esteban González, entre otros.

Uno de los más recordados es el trasandino Gastón Cellerino quien convirtió uno de los goles más hermosos que se hayan visto en el Fiscal de Talca. Fue de semi chilena ante Palestino, tanto aplaudido, incluso por Carlos Chandía, juez del partido. 

DESCENSO, QUIEBRA y S.A.D.P

Al año siguiente el 2009, Rangers descendería nuevamente, aunque de una forma inesperada, en la última fecha Rangers llegaba con opciones de clasificar a Play Off, pero la derrota 1 -0 ante Cobreloa en Calama y el error del Entrenador Oscar del Solar al colocar un sexto extranjero en cancha (esa irregularidad estaba penado con la resta de 3 puntos) dejaría a Rangers bajando automáticamente a la Primera B.

Ese mismo año se declara la quiebra del club y luego de 2 intentos fallidos, en Octubre del 2010, Rangers se convierte en S.A.D.P y sus nuevos dueños serían los hermanos Sebastián y Ricardo Pini, es decir capitales argentinos se harían de Rangers.

 

En 2011 y con nueva administración para el club, se forma un equipo que dará la alegría nuevamente de estar en Primera División, luego de encontrarse nuevamente frente a Everton de Viña del Mar en la final de ascenso y luego de un empate 1-1 en Talca, todo se definía jugando de visita, y en un partido épico, Rangers asciende, luego de dejar el marcador 3-3 y sube a primera división gracias a los goles de visita.

Una de las formaciones más repetidas de aquella campaña. De pie izquierda a derecha, Ezequiel Cacace; Cristian Durán,  Marco Antonio Villaseca, Miguel Ángel Ayala, Cristian Olivares, Matías Rubio y Manuel Ormazábal. Abajo Cristian Milla, Javier Capelli, Cristian Maidana y Felipe Díaz. Inició el trabajo el argentino Roberto Mariani en la banca, pero lo terminó su compatriota Gabriel Perrone.

Quien logró el dramático empate fue José Carlos “Huracán” Tabarez quien se había lesionado en la pretemporada y no jugó sino hasta el cierre de torneo.

GRAN CAMPAÑA

Ya en Primera División al año siguiente en el torneo de Clausura, Rangers seria protagonista y llegaría a instancias de Semifinales siendo eliminado por Huachipato (0-1 en Talcahuano y 1-1 en Talca).

Dalcio Giovagnoli sería el artífice de la gran actuación de los talquinos que habitualmente conformaba de la siguiente manera: Nicolás Peric en el arco; Javier Capelli, Damián Ledesma, Francisco Tapia y Felipe Reynero en defensa; Hugo Díaz, Carlos López, Cristian Maidana y Andrés Oroz en mediocampo; Milton Caraglio y David Llanos en busca del gol. 

MILTON CARAGLIO, EL ÚLTIMO GOLEADOR

El trasandino es el último jugador de alto nivel llegado a Talca. Su olfato goleador lo llevó a ser considerado como uno de los grandes aportes del torneo 2012, constituyéndose en artífice de la gran campaña acometida por los rojinegros. Los 16 goles que convirtió con la camiseta de Rangers lo llevaron al Pescara de Italia el 2013.

 

ÚLTIMO DESCENSO

En un nuevo formato de torneo que se asemejaría a los torneos europeos, Rangers perdería la categoría en abril del 2014, luego de perder 0-2 frente a Audax Italiano en Talca.

Luego del descenso, Rangers seria vendido a inversionistas talquinos, siendo el principal accionista Jorge Yunge.

Fueron años en que Rangers dejaría de ser protagonista del torneo de la B, ya no era lo mismo que décadas atrás, incluso estuvo más cerca de descender a la tercera categoría, que de subir a la serie de honor.

En el año 2018, nuevamente Rangers cambiaria de administración, y esta vez el nuevo dueño seria el talquino Felipe Muñoz.

Junto a la carrera por regresar al equipo a la División de Honor, la tarea se ha enfocado también en avances de infraestructura. Se logró hacer realidad el sueño de la casa propia para el fútbol joven con la cancha sintética que se instaló en el complejo Héctor del Solar, con lo cual el trabajo formativo se desarrolla a la par con el plantel de honor. Asimismo, se avanza en infraestructura que permitirá- una vez que se reanude la competencia- ejercer de local a nuestros canteranos en el torneo de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional.

Otro de los grandes logros ha sido la creación de Rangers Store, tienda del club en la cual los hinchas pueden adquirir los productos oficiales. Ubicada en el centro de la ciudad, también presta servicios de consultas y compras de Abonos. Constituye el centro neurálgico de encuentro de la familia rojinegra.

En lo deportivo, luego de dos temporadas irregulares, el año 2020 el plantel estelar acometió una campaña que le permitió ubicarse en el tercer lugar de la Tabla General, lo que le otorgó el derecho de participar en la liguilla que entregó un ascenso. Se cayó en semifinales con lo cual no se pudo cumplir con el anhelado sueño del regreso a Primera División.

Como es sabido, fue un año irregular en medio de una pandemia, en la cual la institución destacó por cumplir los protocolos sanitarios no registrando casos positivos con lo cual compitió ininterrumpidamente. La gran inversión en busca de lograr el objetivo no tuvo el resultado esperado, pero Rangers recuperó el respeto al ser protagonista nuevamente.

Se sigue trabajando desde todas las esferas del club para entregar la esperada  alegría a la hinchada rojinegra.

Agradecimiento especial a Patricio Arias, gráfico e historiador del fútbol chileno. Sus valiosos datos, gráficas y resúmenes fueron vitales para construir la crónica que se seguirá escribiendo con tinta roja y negra por siempre.

Redacción: Gerardo Herrera Méndez, periodista.

Gráficas: Archivos personales, Patricio Arias y redes sociales.